Demanda histórica contra Shell por su falta de acción ante el cambio climático

05.04.2018 | Cambio Climatico

Amigos de la Tierra Países Bajos ha anunciado que demandará a Shell, en un caso único sin precedentes, si la petrolera hace caso omiso a su responsabilidad ante el cambio climático. La organización ecologista no busca indemnizaciones, en esta ocasión tiene como objetivo que la justicia obligue a la multinacional a emprender acciones efectivas que garanticen la protección del clima. 


Shell se encuentra entre las diez empresas más contaminantes del mundo. Desde hace más de 30 años la compañía es consciente de su contribución al cambio climático, sin embargo continúa extrayendo petróleo y gas, e invierte miles de millones de dólares en la búsqueda y desarrollo de nuevos combustibles fósiles contaminantes. Tan solo en los próximos dos años, Shell invertirá entre 23.000 y 29.000 millones de dólares en energías tradicionales. 

La organización Amigos de la Tierra Países Bajos afirmó que sentará a Shell en el banquillo si no empieza a actuar frente al cambio climático. Este caso único cuenta con el respaldo de Amigos de la Tierra Internacional, una federación ecologista de base que realiza campañas a favor de la justicia climática para apoyar a personas en todo el mundo afectadas por las energías sucias y el cambio climático.

Karin Nansen, presidenta de Amigos de la Tierra Internacional, ha señalado: “este caso es un referente a nivel mundial. Shell afecta a gran parte de la población en todo el mundo, causando graves daños: el cambio climático y las energías sucias tienen impactos devastadores, especialmente en el Sur Global. Con esta demanda judicial tenemos la oportunidad de obligar a Shell a rendir cuentas”. 

Este caso forma parte de un movimiento mundial creciente que tiene como objetivo exigir medidas a las multinacionales que promueven las energías sucias por ser las principales responsables de provocar el cambio climático. En enero, la ciudad de Nueva York recurrió a la justicia para reclamar indemnizaciones a las cinco principales empresas petroleras, entre ellas Shell, por su contribución al cambio climático. Las ciudades de San Francisco y Oakland, así como varios condados de California, están haciendo lo mismo. En la misma línea, un campesino peruano presentó una demanda contra la empresa de energía alemana, RWE, por el deshielo de los glaciares ubicados encima de su comunidad. 

Un caso único e histórico

El caso de Amigos de la Tierra Países Bajos es único. Se trata de la primera demanda judicial para exigir a una petrolera que actúe y se responsabilice por provocar el cambio climático, en lugar de exigir una indemnización.

Hector de Prado, responsable de Clima y Energía de Amigos de la Tierra ha concluido que “si ganamos este caso, ganamos todos. Además esto podría causar un efecto dominó entre otras organizaciones y comunidades, animándolas a emprender acciones legales y dejar claro que los combustibles fósiles son dañinos y pertenecen al pasado. Desde  Amigos de la Tierra queremos que empresas como Shell dejen de operar con un doble rasero legal, es decir con una faceta “verde” en Europa y con otra basada en la impunidad en países del Sur Global. En este sentido exigimos normas vinculantes a este tipo de empresas”.

Ya en 2013, un campesino consiguió una victoria sin precedentes contra Shell ante el Tribunal de la Haya, con el apoyo de Amigos de la Tierra. Por primera vez una compañía fue condenada por sus operaciones en países terceros: en este caso, por sus derrames de petróleo en el Delta del Níger, Nigeria.

Más información en este link.

Añadir nuevo comentario