El Ministerio de Ambiente promueve las prácticas sustentables para la conservación de los bosques

08.08.2017 | Ambiente
El Ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Rabino Sergio Bergman presentó el proyecto “Incorporación del uso sostenible de la biodiversidad en las prácticas de producción de pequeños productores para proteger la biodiversidad en los bosques de alto valor de conservación en las ecorregiones Bosque Atlántico, Yungas y Chaco”.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, encabezado por el rabino Sergio Bergman, fomenta el uso sustentable de la biodiversidad en bosques de alto valor de conservación de las ecorregiones del Bosque Atlántico, Yungas y Chaco Seco, a través del fortalecimiento de prácticas de pequeños emprendedores. Estas áreas, que tienen la mayor biodiversidad de la Argentina y hacen de nuestro país uno de los más diversos del mundo, son parte del proyecto “Incorporación del uso sostenible de la biodiversidad en las prácticas de producción de pequeños productores para proteger la biodiversidad en los bosques de alto valor de conservación en las ecorregiones Bosque Atlántico, Yungas y Chaco”.

Dado el gran valor de estos bosques, y para lograr su conservación, desde la cartera de Ambiente, con apoyo técnico y financiamiento de organismos de cooperación internacional, se realizan diversos esfuerzos junto a comunidades y pequeños productores locales. Es por esto que algunos de los productos desarrollados por ellos fueron utilizados por la cocinera Dolli Irigoyen para preparar platos de degustación en un encuentro con integrantes de estas comunidades. Durante el evento, que se realizó en el Espacio Dolli de la capital porteña, la cocinera utilizó algunos insumos elaborados por estos productores que implementan buenas prácticas para el uso sustentable de los bosques nativos.

En la presentación del encuentro, el secretario de Política Ambiental, Cambio Climático y Desarrollo Sustentable, Diego Moreno, aseguró que “esta es una iniciativa que se viene desarrollando en varias localidades del interior del país, a través de la cual los pequeños productores ponen en valor y en escala los productos de las ecorregiones que son parte de su cultura, para que se conozcan y para promover un cambio cultural en búsqueda de que toda la sociedad vea el valor que tienen nuestros recursos naturales.”

“Tenemos una Ley de protección de Bosques Nativos y una política nacional que apuntan a la conservación de estos ecosistemas en Argentina. A 10 años de haberse sancionado esta norma, promovemos distintas iniciativas estratégicas, entre ellas la puesta en valor de los productos forestales y los productos forestales no madereros; no solo desde una perspectiva cultural y de conservación, sino también para generar oportunidades de desarrollo a nivel local que ponga en valor una tradición que hay en distintas partes de nuestro país”, afirmó Moreno.

Productos como goma brea, harina de Algarroba, licores, mermeladas y vinagre de frutas nativas de la selva paranaense, miel de meliponas y chilto en escabeche y almíbar forman parte del proyecto mencionado. El mismo promueve también el desarrollo de mercados y mecanismos financieros para la sostenibilidad del uso de Productos Forestales No Madereros (PFNM); y el fortalecimiento del marco de gobernanza nacional y provincial para el manejo sustentable de esos productos.

Asimismo, la iniciativa busca crear conocimiento para el uso sustentable de la biodiversidad, la aplicación de técnicas de manejo amigables con el bosque y el agregado de valor de los productos únicos que provee el bosque como sistema, que dan sostén al desarrollo social, cultural y económico de las familias que viven íntimamente ligadas a este entorno. En ese sentido, el proyecto realiza actividades de investigación, capacitación y desarrollo en sitios piloto en las tres ecorregiones junto a comunidades originarias y pequeños productores.

En total, son 800 los beneficiarios directos e indirectos, entre pequeños productores criollos y miembros de comunidades originarias, actores de la sociedad civil, científicos y técnicos que participan en la elaboración de protocolos de uso sustentable de la biodiversidad. Hasta el momento, se trabaja con los 10 productos indicados.

Finalmente, el coordinador general del proyecto Uso Sostenible de la Biodiversidad, Nahuel Schenone, dijo que se trata de una iniciativa “ambiciosa y transversal, que no abarca solamente la perspectiva ambiental, sino que incorpora la dimensión humana de las comunidades”. A la vez, sostuvo que “el proyecto se vio fortalecido mediante el centenar de capacitaciones que se realizaron para más de 800 familias para que puedan comenzar individualmente sus emprendimientos”.

La iniciativa cuenta con financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) y es implementado por el Ministerio de Ambiente, a través de la Secretaría de Política Ambiental, Cambio Climático y Desarrollo Sustentable, junto al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en las provincias de Salta, Jujuy y Misiones.

Argentina es signataria de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y está comprometida con la creación de estrategias de gestión sostenible de los recursos naturales, la puesta en marcha de políticas de adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático y de desarrollo humano en un marco de igualdad, inclusión y respeto por la diversidad.

En el encuentro, estuvieron presentes —junto a Bergman, Moreno y Schenone— la representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, María Eugenia Di Paola; el oficial del Proyecto PNUD, Matías Mottet; el director nacional de Bosques, Ordenamiento Territorial y Suelos, Juan Pedro Cano; el director Nacional de Biodiversidad y Recursos Hídricos; Javier García Espil; y el director de Fauna Silvestre y Conservación de la Biodiversidad, Santiago D’Alessio

Añadir nuevo comentario

Hubs