El mundo acelera la marcha hacia la movilidad eléctrica

14.07.2017 | Movilidad
El Gobierno de Francia se suma a países como Holanda, Noruega y la India que se han propuesto metas ambiciosas en movilidad eléctrica. El gobierno de Macrón anunció que pondrá fin a la venta de coches de diésel y gasolina en 2040, como parte de un plan encaminado a lograr los objetivos del Acuerdo de París contra el cambio climático.

La medida fue presentada por el ministro francés de la Transición Energética, Nicolas Hulot, y fue calificada como una "verdadera revolución" posible gracias a que las industria automotriz francesa está lista para satisfacer estos objetivos. Un ejemplo de esto es la empresa francesa Renault que presentó en la COP21 de París su flota de vehículos eléctricos, en alianza con Nissan. Fue la  primera vez que la ONU utilizó una flota de vehículos 100% eléctrico como único medio de transporte de pasajeros en una cumbre, y marcó un antes y un después para la industria automotriz de Francia. Asimismo Renault lanzó el plan de acción que busca que el sector de transporte se mantenga en línea con la promesa de la COP21 de reducir el impacto del cambio climático. La Alianza Renault-Nissan representa  la mitad de todos los vehículos eléctricos en las calles, hoy en día. El modelo Renault Zoe es el más vendido en Europa. Juntos, Renault y Nissan, han vendido más de 280.000 vehículos eléctricos desde el primero vendido a fines de 2010.

Francia se alinea a una tendencia que está repercutiendo a nivel mundial. Gobiernos como el de India se ha propuesto tener una flota de automóviles totalmente eléctricos para 2030 con un objetivo expreso de reducir la factura de importación de combustible y el costo de funcionamiento de los vehículos. Otros países ya están alcanzando resultados concretos a Objetivos de este tipo como el caso de Holanda que anunció en marzo de 2017 que el 100% de la flota de trenes eléctricos de los países bajos ahora funciona con energía eólica, logrando la meta de energía limpia un año antes de lo programado.
Noruega también es un país pionero en coches eléctricos, que ya representan más del 20% de las nuevas matriculaciones. Noruega es el cuarto país en alcanzar esa cifra, luego de los EE.UU, China y Japón. Además se ha propuesto metas ambiciosas como lograr que las ventas de coches eléctricos alcancen el 100% para 2030 y prohibir las ventas de coches de gasolina y diésel ya en 2025.  Alemania también aspira a que un millón de autos eléctricos circulen en sus carreteras en 2020.
En la región asiática, China sigue siendo el mercado más grande en venta de estos autos, representando más del 40% de los autos eléctricos vendidos en el mundo. Con más de 200 millones de vehículos eléctricos de dos ruedas y más de 300.000 autobuses eléctricos, China es, con mucho, el líder mundial en la electrificación del transporte. China, EE. UU. y Europa conforman los tres principales mercados, totalizando más del 90% de todos los vehículos eléctricos vendidos en todo el mundo, según el estudio Perspectiva Global EV de la Agencia Internacional de Energía.

La industria automotriz también está avanzando en proponerse metas ambiciosas como por ejemplo el caso de Volvo Cars que anunció hace poco que cada automóvil que venda a partir de 2019 tendrá un motor eléctrico, marcando un cambio importante en el futuro de su negocio. El ministro francés Hulot citó precisamente este el caso de Volvo al hacer su anuncio, que forma parte de un plan para que Francia sea un país "neutro" en emisiones de dióxido de carbono en 2050. Por otra parte, la empresa Toyota alcanzó este año la marca de 10 millones de vehículos híbridos vendidos en el mundo. 

El anuncio de Francia viene acompañado con ayudas destinadas a personas con pocos recursos que quieran deshacerse de su vehículo antiguo y comprar "uno más limpio" en los próximos años.

Añadir nuevo comentario