El Parlamento catalán crea un registro de lobbies pionero en España

06.03.2017 | Legislación
La presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, presentó el Registro de grupos de interés de la Cámara como medida de transparencia que obliga a los lobbies a registrarse para mantener reuniones con los diputados.

Forcadell detalló en un comunicado de prensa que el registro prevé que todos los grupos de interés que tengan voluntad de "influir permanentemente en tramitaciones parlamentarias" deben registrarse en el portal de transparencia del Parlament para poder mantener reuniones con los diputados.

Asimismo, destacó que hay que romper con la imagen negativa respecto a los grupos de interés. En este sentido, ha recordado que es "lícito y legítimo" que quieran intervenir en el Parlament y explicó que lo que hará el registro es "regularizar" una relación que siempre ha existido. "Reivindicamos el registro como una iniciativa en positivo que conllevará ventajas para los diputados, para los grupos de interés y para la sociedad", concluyó.

Además anunció la "culminación de la aplicación de la Ley de transparencia", formada, explicó, por "cuatro patas: el impulso de la publicidad activa, el derecho a la información, el Código de conducta de los diputados y, finalmente, la agenda pública y el Registro de grupos de interés".

Los grupos de interés se clasifican en el nuevo registro siguiendo cinco clasificaciones según si son consultorías y despachos de abogados; empresas, asociaciones comerciales y sindicatos; organizaciones no gubernamentales, grupos de reflexión e instituciones académicas; y representantes de intereses o incluidos en ninguna de las clasificaciones.

Forcadell ha defendido este registro como "pionero entre los parlamentos del Estado" y cree que es una "demostración" de que en Cataluña se avanza hacia "la calidad democrática del Parlament y del país".

Además, ha reivindicado un "cambio de mentalidad" para que la palabra lobby deja de tener "connotaciones negativas", y ha defendido que gracias al registro los grupos de interés lograrán un "mayor prestigio" por su "contribución" a la transparencia.

Los grupos de interés tendrán una serie de derechos y deberes. Así, podrán defender los intereses que representan ante los diputados y los grupos parlamentarios, con reuniones, comparecencias o aportaciones de documentos, al tiempo deberán hacer pública la información sobre su actividad y cumplir un código de buena conducta.

Por otro lado, a partir de hoy los diputados también deben hacer públicos los contactos que mantengan con los grupos de interés, ya sean reuniones, correos electrónicos o audiencias tanto dentro como fuera del Parlament.

Añadir nuevo comentario