Experimentan con drones en Argentina para mejorar el manejo forestal

15.06.2016 | Ambiente
Expertos del Laboratorio de Innovación del Banco Mundial visitaron Argentina para hacer una demostración del potencial de los drones en la gestión forestal, como parte de una alianza con el proyecto Bosques nativos y comunidad, que busca promover el uso sustentable de los bosques del norte el país.

“Los drones pueden ser una opción para mejorar el manejo y la protección en las áreas boscosas, al ofrecer imágenes de alta resolución de una forma más rápida y más económica que las herramientas tradicionales como aviones y satélites”, explicó Bruno Sánchez-Andrade, científico del Laboratorio de Innovación y especialista en asuntos geoespaciales, quien fue acompañado por otra especialista Kiwako Sakamoto.

El testeo de los drones se realizó en dos áreas de la provincia de Santiago del Estero, en el campo Francisco Cantos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y en el Parque Nacional Copo. Representantes de distintos sectores fueron testigos de la experiencia: funcionarios gubernamentales, miembros de ONGs, académicos y participantes del sector privado.

“Las imágenes de alta resolución permiten a los miembros de las comunidades reconocer fácilmente sus propios lotes y ver las dimensiones de sus áreas de trabajo”, añadió Peter Jipp, gerente del proyecto Bosques nativos y comunidad, apoyado por el Banco Mundial.

El proyecto Bosques Nativos y Comunidad está apoyando la implementación de planes de manejo forestal sustentable y el desarrollo de iniciativas productivas que beneficiarán a 150.000 pequeños productores y sus familias, en su mayoría indígenas, habitantes de Chaco, Santiago del Estero, Salta, Jujuy y Misiones.

“Esta tecnología también sirve para medir el área donde se va a hacer el manejo, y para calcular de una manera más simple los recursos que se van a invertir en los proyectos.  En una etapa posterior, podrían utilizarse para hacer vuelos de monitoreo”, agregó Jipp.

Asimismo, a través del radar del dron, se puede realizar un mapeo de elevación y así determinar áreas bajas donde se acumula agua. Esto podría ayudar a identificar zonas para hacer pequeñas presas y recolectar agua para uso agrícola.

“Nuestro objetivo es potenciar el impacto de los proyectos en diversos lugares del mundo, por eso es positivo que existan socios locales en el sector privado. En el caso de Argentina, por ejemplo, incluso hay fabricantes de drones”, dijo Sánchez-Andrade.

El Laboratorio de Innovación busca implementar soluciones rápidas, eficientes e innovadoras para contribuir a mejorar los resultados de las operaciones del Banco Mundial. Anteriormente han apoyado proyectos en Kosovo, Tanzania y otros sitios.

Añadir nuevo comentario