Falta de respuesta del sector alimenticio ante el trabajo forzado

22.10.2016 | Cadena de valor
Un nuevo informe presentado por KnowTheChain, advierte que las principales compañías de alimentos y bebidas no realizan lo suficiente para combatir el trabajo forzado en sus cadenas de suministros. El estudio incluyó a las principales compañías, como Coca Cola, Hershey y Nestlé.

Las principales compañías de alimentos y bebidas no están llevando adelantes las medidas suficientes para combatir el trabajo forzado en su cadena de suministro, informó KnowTheChain. La organización analizó a las 20 compañías más importante de alimentos y bebidas para establecer el estado actual de sus cadenas de suministros. Se evaluaron siete áreas y la puntuación media de la empresas fue de 30 sobre un máximo de 100, con grandes diferencias entre unas pocas marcas líderes y el resto.

Las puntaciones más altas fueron para Unilever (65), Coca-Cola (58) y Nestlé (57). El resto de las compañías obtuvieron una puntuación inferior a 50 puntos, y cuatro empresas (Fomento Económico Mexicano, Kraft Heinz, Monster Beverage, y Tyson Foods) alcanzaron menos de 15 puntos.

"Cada día consumimos alimentos y bebidas expuestos a trabajo forzado", dijo Kilian Moote, Director de KnowTheChain. "Los trabajadores, las empresas y los inversores están conectados a los riesgos de trabajo forzoso. Este informe revela el trabajo que queda por hacer en el sector de alimentos y bebidas para acabar con la explotación en sus cadenas de suministro ".

Las empresas están fallando principalmente en la contratación. La puntuación media en esta área fue de 10/100, lo que es preocupante para un sector donde la mayoría de la fuerza de trabajo se compone de los trabajadores estacionales y migrantes contratados, generalmente, por agencias de trabajo. En este punto, el informe promueve que las compañías realicen la contratación directa de trabajadores de la cadena de suministro y, cuando ello no sea posible, realizar la debida diligencia de las agencias de contratación de terceros.

Por otro lado, 17 de las 20 empresas realizan algún tipo de proceso para rastrear aspectos de sus cadenas de suministro, sin embargo, ninguna compañía ha alcanzado una trazabilidad completa. También es alentador que 15 de las empresas integran normas laborales (incluyendo la prohibición de trabajo forzoso) en sus contratos con los proveedores.

"Los trabajadores agrícolas están entre los trabajadores con más en riesgo de trabajo forzado. Muchos de ellos trabajan en condiciones muy duras en las granjas aisladas bajo el control completo de sus empleadores. Sin embargo, las compañías de alimentos y bebidas sólo están empezando a despertar ante esta explotación en sus cadenas de suministro, esperamos que esto sea un punto de referencia y que ayude a la industria en su conjunto a tomar medidas para erradicar las peores condiciones de trabajo de las personas que producen nuestros alimentos", indicó Annabel Short, Directora del Centro de Recursos Negocios y Derechos Humanos.

"Este informe es un recordatorio aleccionador de que la industria de alimentos y bebidas tiene que hacer mucho más para comprender y abordar los riesgos de trabajo forzoso en la producción de sus productos. Esperamos que esta informe sigua avanzando en la conciencia y la acción de estas compañías", expresó Ed Marcum, Director General de Humanity United.

Para finalizar Shawn MacDonald, CEO de Verité agregó: "En el informe quedan expuestos los mecanismos de transparencia y responsabilidad de algunas de las mayores compañías de alimentos y bebidas del mundo. Mientras que algunas están tomando medidas importantes, replicables para combatir el trabajo forzoso en sus cadenas de suministro, hay mucha otras que están haciendo muy poco para proteger a los trabajadores vulnerables. Este punto de referencia proporciona una oportunidad única para avanzar en las buenas prácticas que describe y demuestra que el tiempo para la acción es ahora".

Añadir nuevo comentario

Hubs