FEMSA calcula el costo de sus impactos ambientales

20.03.2017 | Entrevistas
Carolina Alvear Sevilla, directora de Sostenibilidad de FEMSA México, dialogó en exclusiva con ComunicaRSE sobre el Estudio de Valoración del Capital Natural que cuantifica y monetiza los impactos ambientales de la empresa y que fue presentado en su Reporte de Sustentabilidad 2016. También adelantó información sobre el proceso de alineación que lleva adelante la empresa para adecuarse a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y sobre su trabajo con la cadena de valor.

¿Cómo fue el proceso de definición de los asuntos materiales para la estrategia de sostenibilidad de FEMSA?

FEMSA viene trabajando en sostenibilidad desde su fundación hace más de 125 años pero comenzó a formalizar sus prácticas en un sistema de gestión desde hace 10 años. El ejercicio de materialidad se inició en 2011. Ya contábamos un marco de sostenibilidad con una base de principios y valores pero quisimos ir actualizando nuestra materialidad para que refleje nuestro negocio. Así construimos una estrategia que se basa en tres pilares: “Nuestra Gente, Nuestro Planeta y Nuestra Comunidad”. Cada uno con 19 áreas de acción, temas de enfoque y objetivos particulares. Nuestras unidades de negocio trabajaron en conjunto para detectar los temas relevantes para su sector para lograr un mayor impacto positivo y reducir los impactos negativos.

Uno de los temas críticos que se identificaron fue el Agua. Cuando iniciamos el análisis de materialidad el 80% de nuestro negocio estaba en bebidas por lo cual el Agua era un eje estratégico. Estos últimos dos años estuvimos trabajando con nuestras áreas de negocio para revisar estos asuntos materiales porque nuestra empresa ha cambiado. Por ejemplo, FEMSA Comercio que antes era sólo tiendas al detalle hoy también cubre farmacias en Chile y México, por lo que la materialidad cambió.

¿Cómo avanza el proceso de alineación de FEMSA a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas?

En 2016 iniciamos un estudio de alineación de nuestro marco estratégico de sostenibilidad con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Fuimos muy rigurosos con este trabajo porque es muy fácil decir que el negocio de una empresa aporta a todos los ODS sin hacer una mirada detenida. Pero quisimos hacer este trabajo en profundidad para no sólo alinearlos con los Objetivos sino también con las metas que se vinculan a cada ODS. Así obtuvimos por ejemplo que el Objetivo 6 que propone garantizar la disponibilidad de agua y su saneamiento es un objetivo clave para nosotros pero que algunas metas se vinculaban más directamente que otras.  Otro ODS estratégico detectado es el Objetivo 7 de Energía asequible y sostenible y alineamos nuestro compromiso de alcanzar el 85% de energía de fuentes renovables para 2020. Otro de los ODS a los cuales nos alineamos es el Objetivo 8 de trabajo decente y crecimiento económico ya que tenemos una red de  810 mil empleados con presencia en 13 países, 10 en América latina y 1 de Asia. Con este impacto podemos aportar notablemente en la consecución de este ODS. Otros que apoyamos en menor grado son el ODS de salud y bienestar, sobre todo en el negocio de bebidas.

Uno de los temas materiales que han definido en su análisis es el Abastecimiento Sostenible, ¿cómo está abordando FEMSA el trabajo con su cadena de valor?

El trabajo con la cadena de valor es uno de los retos más grandes de FEMSA. Cada unidad de negocio tiene un nivel de complejidad distinto en la relación con su cadena de valor. Por ejemplo, Coca Cola FEMSA tiene muchos proveedores pymes. Esta relación presenta muchos  desafíos y por ello contamos con programas de capacitación para proveedores con el objetivo de acercarlos al mundo de la sostenibilidad, a la vez que mejoren su eficiencia y productividad.

Por otro lado, FEMSA Comercio tiene un reto aún mayor porque cuenta con 50 mil proveedores de todos los tamaños. Ahí nuestra actividad todavía es incipiente, estamos en proceso de diseño de planes de gestión. Somos conscientes que somos un catalizador de buenas prácticas y que podemos desarrollar una cadena más sostenible.

Finalmente, en FEMSA Negocios Estratégicos el enfoque es distinto porque nosotros nos convertimos en proveedor de algún servicio. Ofrecemos la solución logística de un almacén, nos convertimos en proveedor de una empresa grande. El enfoque se ha basado en temas claves de la sostenibilidad como seguridad vial y tecnología. Hemos realizado varios ciclos de capacitación y sensibilización para conductores de nuestro sistema de logística. Gracias a estos ciclos hemos sido reconocidos con el Premio que otorga la Secretaria de Comunicaciones y Transporte de México por nuestra incidencia positiva de los programas en los accidentes de nuestras operaciones.

En el eje de la tecnología hemos avanzado mucho, hemos diseñado cajas y dollys más eficientes y ligeros que mejoran la seguridad laboral. Hemos desarrollado heladeras eficientes que consumen un 80% menos de energía y hemos logrado que nuestros trailers tengan un frenado más rápido.

FEMSA realizó un Estudio de Valoración del Capital Natural que cuantifica y monetiza los impactos ambientales de la empresa, ¿cómo fue este proceso de poner un precio al capital natural?

Cuando me sumé a FEMSA hace dos años como directora de sostenibilidad se acababa de iniciar este estudio que es muy innovador para regiones como las nuestras. Se buscó revisar las operaciones de FEMSA y medir los impactos reales y potenciales en el uso de recursos naturales. Realizamos la evaluación junto a TRUECOST que nos ayudó a poner un precio a estos recursos, con base en algunos valores de la empresa. Lo que se evalúa es cuál sería el costo del uso de estos recursos naturales para la compañía, potenciales o reales. Por ejemplo, cuánto es el costo de ciertos recursos que hoy no están teniendo un costo, como el caso del aire. Se trabaja en potencial, cuánto sería el valor de este recurso si comenzaran a cobrarlo. Se analiza esto en varias capas. La primera es el impacto directo de las operaciones, que es la más fácil de medir. La segunda es el impacto de los proveedores y la corresponsabilidad en el impacto al ambiente. La tercera capa es el impacto de los proveedores de tus proveedores. Y así hasta la quinta capa o nivel de influencia.

El Estudio de Valoración del Capital Natural nos permite evaluar los enfoques de gestión ambiental y proponernos metas para reducir el impacto.

Estuviste participando en un Panel en el Foro Internacional de RedeAmérica sobre  interdependencia entre empresa y comunidad. FEMSA cuenta con un Modelo de Atención a Riesgos y Relacionamiento Comunitario (MARRCO) para trabajar estos temas, ¿en qué consiste? 

Una de las cosas que en estos 125 años de existencia hemos aprendido es que ninguna empresa puede ser exitosa en una comunidad que fracasa. En estos años hemos pasado por la revolución mexicana, por múltiples crisis económicas y seguimos operando y siendo rentables. Hemos estado desde un inicio involucrado en asuntos de la comunidad pero sin profesionalismo, sin una metodología que nos permita asegurarnos que todos nuestros equipos que manejan centros de trabajo están alineados e integran los temas de comunidad no como un tema filantrópico sino como un tema de negocios.

El Modelo de Atención a Riesgos y Relacionamiento Comunitario (MARRCO) ayuda a enfocar el trabajo en tres puntos: 1. cómo la estrategia de negocio puede afectar a la comunidad; 2. cómo la comunidad puede afectar a la estrategia de negocio; 3.qué temas del entorno podemos gestionar en conjunto con la comunidad para tener un desarrollo sostenible. La metodología la construimos con base en otros sistemas y lo pusimos en acción en 2015.

Iniciamos el año pasado un proceso de capacitación para técnicos en Coca Cola FEMSA. En Argentina tuvimos una grata experiencia ya que nuestras plantas tenían un nivel muy bueno de interacción con la comunidad. Se le ofrecieron herramientas para sistematizar el trabajo que ya se estaba realizando.

 

Añadir nuevo comentario

Hubs