La OCDE presenta Documento para aplicar la Debida Diligencia en el sector financiero

31.03.2017 | Inversores
El documento “Responsible Business Conduct for Institutional Investors” está dirigido a inversores institucionales que deseen entender la aplicación de las Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales en el sector financiero.

A través de un evento web, los Principios de Inversión Sostenible  (PRI por sus siglas en inglés) presentaron el documento elaborado por la OCDE y dirigido exclusivamente a inversores institucionales.

El documento destaca las consideraciones clave que deben tener en cuenta los inversores institucionales sobre la realización del proceso de debida diligencia que las empresas deben realizar en el marco de las Directrices de la OCDE para identificar y responder a los riesgos ambientales y sociales.

Aunque las Directrices de la OCDE se aplican a todas las industrias y sectores de la economía, no están dirigidas directamente al sector financiero. Parte del lenguaje utilizado en las Directrices está pensado para ser dirigido a los proveedores y compradores en las cadenas de suministro (por ejemplo, en productos manufacturados), en lugar de inversores y empresas participadas en una cadena de valor de inversión. La relación entre un inversor y una empresa participada es cualitativamente diferente de la relación entre un comprador y las Empresas proveedoras. En el primer caso, no existen vínculos operacionales o contractuales directos entre los dos, Pero el inversor puede tratar de influir en la empresa participada a través de la propiedad. Sin embargo, las Directrices de la OCDE se aplican en todos los sectores, incluido el sector financiero y en las empresas de inversión.

El documento de la OCDE sobre la conducta empresarial responsable en el sector financiero es una especie de suplemento sectorial en la aplicación de las Directrices de la OCDE.

Este documento proporciona un recurso para los inversores institucionales y sus grupos de interés para ayudar a los inversionistas a aplicar las recomendaciones de las Directrices de la OCDE a lo largo de la cadena de valor de la inversión.

Descargar archivos adjuntos

Añadir nuevo comentario