La Unión Europea propone nuevas normas sobre residuos y reciclaje más ambiciosas de cada a 2030

20.04.2018 | Economía Circular

El Parlamento Europeo aprobó el paquete para actualizar las normas de gestión de residuos, incluidos nuevos objetivos para el reciclaje, el envasado y el vertido. El paquete es un elemento clave del Plan de acción de economía circular adoptado por la Comisión Europea el 2 de diciembre de 2015.


Los nuevos y ambiciosos objetivos de reciclaje y vertederos impulsarán la reutilización de material valioso de los residuos y mejorarán la gestión de los residuos municipales y de los envases, convirtiendo la economía circular en una realidad. Fortalece aún más la "jerarquía de residuos" al colocar la prevención, la reutilización y el reciclaje claramente por encima del vertido y la incineración.

Se propone objetivos ambiciosos de reciclaje. Por ejemplo, para 2025 se debe alcanzar 55% de reciclaje de residuos, llegando a 65% en 2035.

Además se propone reglas más estrictas para calcular las tasas de reciclaje ayudarán a monitorear mejor el progreso real hacia la economía circular.

Deberá lograrse un 70% de reciclaje de packaging y envases para 2030. Para plásticos deberá reciclarse el 55% para 2030. Hay objetivos de reciclaje para madera, metales, aluminio, vidrio y papel.

Recolección separada

Además de la recolección separada que ya existe para papel y cartón, vidrio, metales y plástico, las nuevas disposiciones para la recolección separada, incluidos los biorresiduos, aumentarán la calidad de las materias primas secundarias y su absorción. Los residuos domésticos peligrosos deberán recogerse por separado para 2022, los biorresiduos para 2023 y los textiles para 2025.

Para el año 2035, la cantidad de desechos municipales debe reducirse al 10% o menos de la cantidad total de desechos municipales generados.

Incentivos

La nueva legislación prevé un mayor uso de instrumentos económicos efectivos y otras medidas en apoyo de la jerarquía de residuos. A los productores se les asigna un papel importante en esta transición a través de esquemas extendidos de Responsabilidad del Productor (EPR), lo que significa que la responsabilidad del productor por un producto se extiende a la etapa posterior al consumo del ciclo de vida de un producto. Los nuevos requisitos de responsabilidad extendida del productor conducirán a un mejor desempeño y gobernanza de estos esquemas. Para 2025, se debe establecer un esquema obligatorio de responsabilidad extendida del productor para todos los envases.

Añadir nuevo comentario