Los bancos siguen financiando el petróleo y fallando en su gestión de DD.HH.

09.06.2017 | DDHH
Los comerciantes de petróleo Trafigura y Vitol recibieron más de $ 100 mil millones en préstamos desde 2012, informa Bank Track. De los 26 bancos contactados, ninguno ha presionado a las empresas sobre estas exportaciones de combustibles tóxicos a África.

Un nuevo informe de BankTrack plantea serias dudas sobre cómo los bancos están llevando a cabo la debida diligencia de los derechos humanos y su capacidad para reconocer y actuar sobre los impactos de sus finanzas. BankTrack se puso en contacto con 26 bancos que han prestado miles de millones a los comerciantes de petróleo Trafigura y Vitol para solicitar detalles de cómo han cumplido sus obligaciones de derechos humanos a la luz de una investigación detallada por parte de la ONG suiza Ojo público. La investigación denuncia a estos comerciantes por inundar a África con los combustibles tóxicos. Estos comerciantes se aprovechan de los estándares de combustible débiles en África y a través de la venta al por menor introducen combustibles baratos, con niveles de azufre no permitidos en Europa. Los bancos del Reino Unido, Francia, Países Bajos y Japón están entre sus mayores financiadores.

Cada uno de los 26 bancos contactados ha prestado más de $ 1 mil millones a Trafigura y Vitol en total desde 2012. Nueve bancos ofrecieron una opinión sobre la exportación de combustibles de alto contenido de azufre por parte de los comerciantes, y siete dijeron que habían discutido el tema con las compañías. Sin embargo, ninguno dijo que habían desafiado a las compañías a detener la práctica, descrita como "poco ética e inaceptable" por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, ni planean hacerlo.

Varios bancos repitieron las afirmaciones de Trafigura y Vitol de que sólo la regulación gubernamental puede abordar el problema de los combustibles con alto contenido de azufre y que la acción "unilateral" de las empresas no resolvería el problema.

En temas de DD.HH. los bancos están fallando llevar adelante una diligencia debida de los derechos humanos que cubra los impactos de sus finanzas.

Ryan Brightwell, Coordinador de la Campaña de Derechos Humanos de BankTrack, dijo: "En lugar de investigar críticamente los impactos del comportamiento de Trafigura y Vitol, los bancos parecen haber aceptado simplemente las excusas de sus clientes por la inacción por su valor nominal. Los bancos necesitan asegurarse de que su debida diligencia en los derechos humanos sea más profunda que la de la piel y exigen que estas compañías dejen de vender Dirty Diesel si continúan recibiendo miles de millones en finanzas".

 

 

Añadir nuevo comentario

Hubs