Los Profesionales de Compliance anticipan que el soborno y la corrupción subirán en 2017

12.04.2017 | Compliance
El 35 % de los profesionales encuestados por las consultoras Kroll y Ethisphere Institute afirmaron que esperan que los riesgos de soborno y corrupción aumenten este año.

Según el Informe Anti-soborno y corrupción 2017, más de un tercio (35 por ciento) de todos los profesionales especialistas en riesgo y cumplimiento encuestados esperan que su organización se vea afectada este año por riesgos de soborno y corrupción, además más de la mitad (57 por ciento) espera que estos riesgos persistan en los mismos niveles que el año pasado.

Los encuestados creen que los riesgos más altos para sus programas contra el soborno y la corrupción provendrán de violaciones de terceros (40 por ciento), de un ambiente regulador global más complejo (14 por ciento) y por empleados que hacen pagos inapropiados (12 por ciento).

El riesgo de reputación asociado con el soborno y las denuncias de corrupción también está en la mente de la mayoría de los encuestados. De hecho, las preocupaciones generales sobre reputación se volvieron la razón más probable para que un tercero fracase en ser aprobado por la compañía.

"Está claro que los programas contra el soborno y la corrupción pueden ser visto en el contexto de la regulación, así como también como un medio para proteger el activo más valioso de una organización: su reputación", dijo Steven Bock, Director Gerente y Jefe de Operaciones e investigación en cumplimiento de Kroll.

Un punto destacado es que la encuesta revela que el compromiso de la alta dirección en relación a los esfuerzos contra el soborno y la corrupción está en aumento. Cincuenta y uno por ciento de los encuestados indican que el liderazgo de su organización está "altamente comprometida" con los esfuerzos contra el soborno y la corrupción, un 4 % más que el año anterior.

"Todos los puntos de investigación apuntan hacia un vínculo claro entre la ética y el desempeño, y con una mayor participación de la dirección, estamos viendo que los esfuerzos contra el soborno y la corrupción están siendo priorizados", agregó Erica Salmon Byrne, Vicepresidente y Directora Ejecutiva de Ethicsphere.  

Otra fuerte tendencia que surgió en el Informe de este año es la dependencia del monitoreo continuo del cumplimiento para captar problemas de soborno y corrupción. Más de la mitad (55 por ciento) de los encuestados informaron que identificaron problemas legales, éticos o de cumplimiento con un tercero después de realizar la debida diligencia inicial. En el 40 por ciento de estos casos, el problema que fue identificado más tarde no existía en el momento del embarque inicial. El valor de la supervisión continua se refleja en el nivel de confianza que los encuestadores tienen en sus programas de cumplimiento. Casi el 80 por ciento de los encuestados que supervisan a todos sus terceros, independientemente del perfil de riesgo, creen que están extremadamente preparados para enfrentar los riesgos de corrupción y corrupción. Por el contrario, los sentimientos de preparación disminuyen a medida que disminuye el nivel de supervisión continua.

"Como profesionales del cumplimiento, nuestros encuestados saben la importancia del monitoreo al trabajar con terceros. Pero este informe destaca la necesidad de un enfoque de "monitoreo por intervalos" de la diligencia continua, donde el alcance y la frecuencia de los esfuerzos de monitoreo se determinan en función del riesgo ", dijo Joseph Spinelli, Director Gerente Senior de Kroll.

Otros resultados destacados:

  • El 49% de los encuestados mostró preocupación por no disponer de recursos suficientes para apoyar los esfuerzos contra la corrupción.
  • Un tercio de los encuestados reportó tener un mayor nivel de preocupación por la responsabilidad personal que el año anterior.
  • El 26% de los encuestados dijo que las cuestiones que se identificaron en el momento de la incorporación de terceros no se abordaron adecuadamente.

Descargar archivos adjuntos

Añadir nuevo comentario