Tendencias

Los siete ejes fundamentales del futuro de la agenda de la sustentabilidad

06.12.2017 | Tendencias
El trabajo de investigación de ComunicaRSE, “Agenda 2032: una mirada al futuro de la sustentabilidad” revela cuáles serán los siete ejes fundamentales de la agenda de la sustentabilidad de cara a los próximos años. El estudio analiza las problemáticas y brinda algunas pistas sobre cómo avanzar en la gestión. 
 

En el marco de su 15º aniversario, el medio pionero en sustentabildad empresaria ensaya un ejercicio de imaginar y proyectar cómo será la agenda de la sustentabilidad empresaria en 2032. ¿Por qué 2032? Para esa fecha ComunicaRSE y la RSE habrán recorrido otros quince años de historia y, por sobre todo, a esa altura de la historia el mundo ya sabrá si la Agenda 2030 que plantean los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se habrá cumplido o no.
 
En estos quince años hemos visto a la RSE evolucionar desde sus paradigmas más filantrópicos hacia los actuales enfoques asociados al concepto de desarrollo sustentable. El haber sido testigos de esa transformación nos ubica en una posición de privilegio para poder realizar conjeturas acerca del futuro”, afirma Alejandro Langlois, Director de ComunicaRSE. 
 
1- Cambio Climático 
 
En el artículo de apetura de la investigación el foco está puesto en analizar cómo la comunidad empresarial deberá avanzar en asumir los compromisos para lograr reducir las emisiones entre un 40% a un 70% para 2050, que es uno de los objetivos claves del Acuerdo de París.
 
En términos económicos, se ha identificado casi $23 trillones de dólares en oportunidades de inversión climática en economías emergentes como resultado del Acuerdo de París y el informe más reciente de la Comisión de Negocios y Desarrollo Sostenible indica que el desarrollo de modelos de negocios sostenibles podría desbloquear $ 12 mil millones de oportunidades económicas y crear casi 400 millones de empleos para 2030.
 
Describe como fenómenos como el de las finanzas verdes, la economía circular, el mercado del carbono y las presiones regulatorias convergerán en el escenario económico de los próximos años con una fuerza determinante. 
 
2- La agenda de los derechos humanos en las cadenas de valor globales
 
Esta sección  del trabajo de ComunicaRSE se centra en ver cómo la comunidad empresarial global está reconociendo la necesidad de promover marcos de actuación sobre derechos humanos. A partir de la presión de la Naciones Unidas y de acciones como la Declaración del G20 de 2017 que hace un llamado a fortalecer un marco de “Planes Nacionales de Acción sobre empresas y derechos humanos”, se incrementa la necesidad de que las empresas hagan un ejercicio real de “debida diligencia” en sus cadenas de valor.
 
El tema de la diversidad en el mercado laboral, pensado más allá del género, será un tema estratégico para los próximos años.
 
Para diseñar una cadena de suministro que esté en condiciones de prosperar en 2032, los líderes de compras y abastecimiento de las empresas deberán anticipar las fuerzas de cambio que afectarán su trabajo y adaptar sus capacidades para incluir el enfoque de sustentabilidad” , concluye el análisis. 
 
3- Cuarta Revolución Industrial 
 
¿Qué significará la cuarta revolución industrial desde la perspectiva de la sustentabilidad? Significa que conceptos como robotización, inteligencia artificial, internet de las cosas, Big Data y blockchain tendrán una influencia cada vez mayor en nuestras vidas, y que la economía del conocimiento tendrá un papel cada vez más importante en nuestras sociedades.
 
Desde el punto de vista de la sustentabilidad, internet de las cosas ofrecerá grandes beneficios ya que por ejemplo posibilitará importantes ahorros en costos en logística; tener disponibilidad permanente de stocks; lograr mejoras en lo que hace a eficiencia energética, generación residuos y costos de mantenimiento; y evitar lo que se conoce como capacidad ociosa.
 
El big data también irá en sintonía con la demanda de transparencia a la cual se verán sometidas las empresas. Cuestiones financieras, de compliance, de gestión de las personas, ambientales y de cadena de valor requerirán de instituciones privadas capaces de saber responder a exigencias de información cada vez más sofisticadas por parte de sus grupos de interés.
 
4- Los desafíos de las empresas en las ciudades sustentables
 
El futuro del planeta nos lo jugamos en las ciudades”, advirtió Nicholas Stern dos años atrás. Maurice Strong, presidente de la Cumbre Mundial de Río 1992 y uno de los fundadores del Club de Roma dijo que “si el desarrollo sostenible no comienza en
las ciudades, simplemente no funcionará. Las ciudades tienen que marcar el rumbo”.
 
El rápido crecimiento de las ciudades ofrecerá oportunidades desde un enfoque económico que busque proporcionar transporte eficiente, vivienda sostenible, una buena calidad de vida y una mejor salud para los ciudadanos.
 
No por nada, en estos días, los dos grandes acuerdos globales que están dando marco a la sustentabilidad como la COP21 o los ODS destacan en un primer plano el rol de las ciudades.
 
ComunicaRSE invita a imaginar  la siguiente escena: es el año 2032, y en alguna ciudad del mundo, probablemente europea o asiática, un turista, a través de su teléfono móvil, utiliza el sistema público de “car sharing”, toma un automóvil eléctrico que se auto conduce y arriba finalmente al punto deseado. Este es el escenario probable de la “movilidad sostenible” en las ciudades.
 
En otro pasaje, la investigación refiere que el crecimiento exponencial de servicios como Uber y Airbnb  ha puesto en el centro de la escena un fenómeno que viene creciendo en todo el mundo. En la Unión Europea (UE), los ingresos totales de la economía compartida aumentaron desde alrededor de 1.000 millones de euros en 2013 a 3.600 millones de euros en 2015.
 
El capítulo culmina con un check-list de gestión que orientará a las empresas en los retos de las ciudades sustentables. 
 
5- Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)
 
Con la llegada de los ODS se produjo una evolución en la agenda y si bien son los Estados los que ahora deberán poner en práctica estrategias para alcanzarlos, el desafío que implican los ODS tendrá un impacto en las estrategias de sustentabilidad de las empresas.
 
La agenda de los ODS jugará un rol importante en las inversiones y las estrategias de negocios, a medida que se implementen los planes de acción a nivel nacional e internacional, se apliquen las políticas y las regulaciones, y a partir del crecimiento de las expectativas sobre el rol de las empresas en la sociedad.
 
Las principales empresas multinacionales globales están comprometidas con los Nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible y los perciben como una oportunidad única para reformar sus industrias. El trabajo resalta que más del 70% de los CEO cree que los ODS proporcionan a las empresas un marco para reestructurar los esfuerzos de sostenibilidad.
 
A modo de facilitar el camino por recorrer en la implementación de los ODS en las estrategias corporativas de cara a 2032, ComunicaRSE realiza un resumen para tomar ideas a partir de los documentos clave a leer, los casos empresarios a seguir que ya están marcando tendencia, y las iniciativas donde inspirarse.
 
El trabajo de investigación y análisis culmina con dos breves artículos sobre “Comunicación & Sustentabilidad” y “Transparencia & Corrupción”
 
"Quisimos hacer un aporte que vaya en dos direcciones muy concretas. Por un lado, presentar un análisis prospectivo de hacia dónde creemos que va la agenda de la sustentabildad en América Latina con foco en el sector privado en los próximos años. Por el otro, aspiramos a proveer algunas herramientas concretas  que  sirvan de orientación a los gestores", explicó Pablo Leidi, Director de ComunicaRSE. 
 

Descargar archivos adjuntos

Añadir nuevo comentario