ONG denuncian al banco holandés ING por violar las directrices de la OCDE

16.05.2017 | Cambio Climatico
Las organizaciones Oxfam, Novib, Greenpeace, BankTrack y Amigos de la Tierra Holanda han presentado una queja contra ING, el banco más grande de los Países Bajos, en el punto de contacto nacional holandés para las Directrices de la OCDE (NCP). Las organizaciones denuncian a ING por violar las directrices de la OCDE sobre el medio ambiente y el cambio climático.

Según las organizaciones demandantes, ING sigue prestando miles de millones a las empresas de combustibles fósiles, sin planes de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en su cartera de inversiones. Se solicitó al presidente ejecutivo de ING, Ralph Hamers, que asuma un compromiso concreto en la reunión anual de accionistas de ING que se realizará este lunes para reducir el impacto climático de las finanzas de ING.

Peter Ras, Asesor Principal de Política de Oxfam Novib, comentó: "ING invierte ocho veces más en compañías de combustibles fósiles que en compañías de energía sostenible. El banco no indica cómo quiere mejorar esta situación en apoyo de la meta climática de la ONU. Tiene la oportunidad de anunciar nuevos y ambiciosos planes climáticos, para que nuestra queja contra el banco por incumplir las directrices de la OCDE sea innecesaria".

Kim Schoppink, líder de la campaña para Greenpeace Holanda, comentó: "ING ha estado hablando de sus esfuerzos por el clima durante años, pero mientras tanto, sigue prestando dinero a las empresas que construyen nuevas centrales eléctricas de carbón. Esto debe terminar."

Johan Frijns, director de BankTrack, dijo: "La política climática de ING fue ciertamente un paso en la dirección correcta antes de la cumbre climática de París, claramente levantando la vara para que otros bancos tomen pasos significativos hacia adelante y aborden el cambio climático. Desafortunadamente, desde entonces, hemos visto demasiadas limitaciones pro-carbón y anti-clima en la política de financiación de ING. El Acuerdo de París está ahora en vigor, y es necesario eliminar todas las vías financieras de las que depende la industria del carbón”.

Las Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales aclaran las expectativas de los gobiernos de los países de la OCDE, incluidos los Países Bajos, acerca de las empresas internacionales en materia de responsabilidad social de las empresas. La OCDE considera, entre otras cosas, que es importante que las empresas informen sobre la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero que causan sus actividades y que las empresas establezcan objetivos para reducir sus emisiones. ING hace esto por las emisiones de sus propias operaciones, pero no por las de las empresas y proyectos que financia.

Las cuatro organizaciones enviaron su queja al Punto de Contacto Nacional de la OCDE, el día de la reunión de accionistas del banco, para instar a poner la política climática de ING bajo el centro de atención y alentar al banco a alinear su política con las directrices de la OCDE. Las organizaciones instan a ING a comprometerse, a más tardar el 1 de septiembre de 2017, a cumplir con las Directrices de la OCDE sobre el impacto climático de sus inversiones. ING puede hacer esto publicando detalles de las emisiones de gases de efecto invernadero de sus inversiones, así como objetivos ambiciosos, concretos y mensurables para reducirlos.

Fuente: BankTrack

Añadir nuevo comentario