Publican Libro Blanco sobre Economía Circular en las ciudades

11.07.2018 | Ciudades

El documento técnico, explora los conceptos de la económia circular y sus oportunidades de aplicación en las ciudades.


El Foro Económico Mundial, a través de la Iniciativa Futuro del Desarrollo y Servicios Urbanos, y en colaboración con PwC, publicó el Libro Blanco sobre "Economía Circular en las ciudades: la evolución del modelo para un futuro urbano sostenible" (Circular Economy in Cities: Evolving the model for a sustainable urban future).

“Hoy en día, más de la mitad de la población mundial vive en ciudades, una cifra que se prevé que aumente al 70% para 2050. La calidad y la racionalidad de los recursos de las ciudades se convertirá en un problema cada vez más crítico”, expresa Gregory Hodkinson, Chairman de Arup Group. “Los métodos lineales de producción y consumo son insostenibles para el planeta. A medida que la urbanización continúa, el hambre de mayores recursos se acelerará si se mantiene la trayectoria de consumo actual”, indica Hodkinson en el comienzo del Paper.

En este contexto, el documento, - de estilo técnico-, abarca los fundamentos conceptuales de la economía circular, y explica por qué las ciudades son clave para acelerar la transición, dejando de lado el modelo tradicional de "extraer-hacer-disponer". Para ello, expone varios casos de ciudades que implementan el tema en diferentes áreas, como la canalización de materiales de construcción usados a nuevas construcciones, la recolección y reutilización del agua, la reducción del uso de energía, los desechos electrónicos, entre otros.

“La economía circular intenta abordar el problema dual de aumentar el desperdicio y disminuir los recursos, incentivando a los actores de la cadena de valor para lograr el máximo uso de los productos existentes y los elementos dentro de ellos”, asegura Cheryl Martin, Managing Director, Head of Industries del World Economic Forum,y agrega: “El flujo de materiales de construcción, agua, desechos electrónicos e incluso alimentos se puede reconfigurar para evitar el desperdicio de recursos, y las áreas urbanas ofrecen el entorno ideal para cosechar los beneficios y repetir los desafíos de dichos modelos”.

Por otro lado, el informe nombra las oportunidades en la economía circular para todos los interesados y las formas en que pueden colaborar a nivel de la ciudad. Resaltando la importancia del trabajo conjunto entre los sectores.

“Las ciudades pueden jugar un papel fundamental en la creación de un entorno propicio a través de regulaciones e incentivos, pero el sector privado necesita colaborar y explorar las sinergias intersectoriales requeridas para lograr un modelo circular. Existen inmensas oportunidades para la colaboración público-privada en el logro de objetivos que de otro modo no podrían ser posibles para las ciudades por sí solos”, expone Hazem Galal, Global Leader, Cities and Local Government de PwC de los Emiratos Árabes Unidos.

El libro detalla diferentes casos de aplicación y dentro de las conclusiones insta a las ciudades a priorizar una transición sistemática del paradigma lineal de producción y consumo a un modelo circular, manteniendo los materiales en uso durante el mayor tiempo posible y maximizando su valor económico.

Asimismo, destaca el valor del trabajo conjunto, ya que la transición no puede ser lograda por ningún actor individual. En esta línea, se requiere esfuerzos de colaboración en toda la cadena de valor, involucrando a las personas, el sector privado, los diferentes niveles de gobierno y la sociedad civil. Además, asegura que las empresas necesitan diseñar productos circulares y construir componentes que puedan cerrar bucles en la producción. Por otro lado, el sector público debe desempeñar su papel para proporcionar la infraestructura necesaria y formular políticas y reglamentaciones que incentiven la innovación sin imponer cargas que frenan el crecimiento.

Por último, remarca el potencial de los gobiernos municipales, como son los principales responsables de la gestión de residuos a nivel local, tienen una gran oportunidad de mapear recursos y colaborar con empresas y ciudadanos en el cierre de circuitos de los materiales. 

Añadir nuevo comentario