Rechazan propuesta de impuestos a robots que sustituyen trabajo humano

02.03.2017 | Legislación
El 16 de febrero la Comisión Europea se pronunció en contra de la propuesta de la eurodiputada luxemburguesa Mady Delvaux para crear un impuesto a los robots que reemplacen trajo humano. Un día después, Bill Gates salió a defender la idea de un impuesto a los robots.

El multimillonario de la tecnología plantea en una entrevista que si una empresa paga impuestos por cada trabajador humano entonces un robot que lleve a cabo la misma tarea debería ser gravado a un nivel similar. Además propone que el dinero de esos impuestos se destine a incentivar más empleos donde las habilidades humanas sean más requeridas como por ejemplo en el cuidado de niños y ancianos.

El debate sobre el impacto del desarrollo tecnológico sobre el mundo laboral y el desarrollo socio-económico ha llevado a los eurodiputados a presentar una propuesta a la Comisión Europea para legislar el accionar de los robots incluyendo un Marco Ético sobre inteligencia artificial. La Comisión aprobó avanzar con la legislación en materia de robots pero rechazó el pedido de un impuesto a los robots que reemplazan trabajadores.

La  eurodiputada Mady Delvaux, autora de la propuesta, lamentó que la Comisión rechace  “la necesidad de administrar las posibles consecuencias negativas de los robots en el mercado de trabajo”.

La decisión de rechazar el impuesto robot fue aclamado por la industria de la robótica, que dice que sería una forma de atrofiar la innovación.

"El IFR cree que la idea de introducir el impuesto a los robots habría tenido un impacto muy negativo sobre la competitividad y el empleo", dijo la Federación Internacional de Robótica a Reuters.

El IFR y la industria sostienen que la automatización y el uso de robots crearán nuevos puestos de trabajo mediante el aumento de la productividad. Ponen el ejemplo en la industria automovilística alemana para tratar la relación entre la densidad de robots y la tasa de empleo. 

Añadir nuevo comentario

Hubs