La trastienda de las negociaciones del B20

09.10.2018 | Cambio Climatico

La semana pasada cerró la cumbre del B20. El grupo empresario presentó al G20 diversas propuestas en transparencia, comercio internacional y educación, entre otros temas.  Alimentos y Energía fueron otros dos temas estratégicos que se impulsaron en la agenda. En este infome se cuenta cómo se llegaron a los consensos en estos dos task force, de acuerdo al testimonio de dos protagonistas: Cecilia Rena, Deputy Chair del Task Force Sistema Alimentario Sostenible y Miguel Gutiérrez, Presidente de  YPF y Chair del Task Force de Energía.  


Las recomendaciones de política pública presentadas a Macri están estructuradas a partir de tres ejes alineados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU,que el B20 tomó como base de consenso: 

- promover la igualdad de oportunidades y la inclusión; 
- impulsar el crecimiento económico; y 
- asegurar el uso sustentable de los recursos y las acciones contra el cambio climático.

Dentro de este marco, por su importancia estratégica para América Latina, se destacaron los temas de Alimentos y Energía. 

- SISTEMA ALIMENTARIO SUSTENTABLE

La temática alimentaria no se había puesto en agenda de un G20 desde México 2012. Se destaca que su reincorporación fue un logro de la organización argentina. 

“Nos fijamos que habían dicho en el G20 de Alemania y en el G7, ya que el tema se había tocado desde diferentes aspectos, vinculado a la conservación ambiental y al comercio. Así nuestro esfuerzo inicial fue decidir cuáles eran los temas más prioritarios, que no sean de food security, sino que sea de un sistema alimentario sustentable. Así ampliamos el abanico de temas y logramos una mirada más integral”, compartió con ComunicaRSE, Cecilia Rena, Deputy Chair del Task Force Sistema Alimentario Sostenible del B20.

Además, mencionó las prioridades definidas por la mesa de trabajo. Estas son: erradicar la malnutrición, la desnutrición y la obesidad; garantizar la conservación ambiental; promover el desarrollo y la adopción de tecnología; disminuir el desperdicio de alimentos y eliminar las barreras de comercio global de alimentos. 

“En nuestro grupo participó toda la cadena, desde el sector primario hasta la góndola. La Argentina tiene la oportunidad de alimentar a más de 400 millones de personas y tener a todos los sectores para armar un documento fue muy importante” señaló Luis Pagani, Presidente de Arcor y Chair del task force, durante la cumbre en la que se presentaron los documentos con propuestas. 
“Definimos que las recomendaciones de política pública, deberían estar acompañado del compromiso sector privado; un rasgo particular de nuestro Task Force. Nosotros queríamos al sector privado comprometido, que contribuya con el desarrollo de un sistema alimentario sustentable, así, cada uno de estos capítulos tiene la contribución del sector privado respecto al tema”, agregó Rena.
Cada capítulo es un documento que a cualquiera le puede servir para nutrirse de contenido, ya que indica porqué el tema es relevante, con estadísticas y datos y además es global. Por otro lado, están las recomendaciones, cada una acompañadas por los KPI´s, el plan de acción, la contribución a los ODS y los compromisos del sector privado, según explicó Rena.

- ENERGIA

El presidente de YPF, Miguel Gutiérrez fue el  Chair del Task Force de Energía, Eficiencia de los Recursos y Sustentabilidad considera que “la eficiencia energética fue un tema clave. Es tan importante como generar y crear los recursos para la energía que precisamos”, señaló. A su vez, resaltó que la presidencia argentina del G20 incluyó la idea de las transiciones para la disminución de las emisiones de carbono” 

La Presidencia del G20 planteó el tema de las “transiciones energéticas” hacia una matriz baja en carbono. Esto quiere de decir que cada región va establecer sus propios tiempos y sus propios caminos para llegar al ideal de una matriz de cero emisiones de carbono. 

Un grupo de países dicen: nosotros tenemos gas y otros países están quemando carbón. No sería mejor utilizar todo ese gas para dejar de quemar carbón y después avanzar a renovables”, sinceró Gutiérrez sobre lo que fue la trastienda de la negociación. 

También se abordó la eficiencia energética como una de las condiciones de mejorar las matrices. El task force cree que hay muchas oportunidades de mejora , por ejemplo, en la regulación de las cadena de valor de la industria de la distribución eléctrica. El documento final presenta casos de estudio para que los reguladores tengan ejemplos concretos de China e Italia. 

El documento aboga por un futuro con energía accesible, abundante y barata a partir de la infraestructura tanto para grandes urbes como para las zonas rurales, en donde las renovables representan una gran oportunidad. 

Cuando uno habla de economía circular, cada uno entiende distintas cosas. Se tienen que generar incentivos comerciales para que estos procesos sean viables económicamente. Las empresas no estamos acostumbrados a mirar nuestra cadena de valor y ver dónde podemos reciclar, reutilizar o reducir para ahorrar energía”, comentó Gutiérrez. 

Con respecto al financiamiento, el B20 encuentra que cuando se mira el universo de agencias como Banco Mundial, Banco de Reconstrucción y Fomento o el Banco de Desarrollo del Japón, todas tienen programas y fondos para financiar la economía verde. “Estamos proponiendo sumarlos y consolidar  todos esos fondos dispersos para financiar a los emergentes”, contó Gutiérrez a este medio.

ComunicaRSE le preguntó al presidente de YPF sobre los  matices que existieron entre las posiciones de los países desarrollados y los países en vías de desarrollo durante las negociaciones del grupo que le tocó liderar. De acuerdo con el empresario “el principal punto es la velocidad de las renovables. Con qué rapidez los países de Europa de mayor PBI y de mayor desarrollo tecnológico quieren impulsar las renovables. Mientras en países de América Latina y  África tienen grandes oportunidades en shale-gas y biocombustibles. El objetivo final es el mismo, pero el camino no . Muchos países que impulsan agresivamente los renovables, todavía queman carbón o tienen energía nuclear y son considerados ´verdes´”.

La última recomendación es encarar el cambio climático “con seriedad”. Los empresarios buscan que los gobiernos lleven a tierra el Acuerdo de París. 

Descargar archivos adjuntos

Añadir nuevo comentario