Los fondos de pensiones desafían a los principales emisores europeos en lobby climático

05.11.2018 | Cambio Climatico

Un influyente grupo de inversionistas, liderado por la Junta de Pensiones de la Iglesia de Inglaterra y el fondo de pensiones nacional sueco AP7, ha desafiado a 55 grandes compañías europeas a responder por su enfoque del lobby climático. Uno de los sectores con peor desempeño fue el sector automotriz. El pedido fue enviado luego de que se filtrara un documento interno que indica los planes del principal grupo de presión en Europa para descarrilar el impulso de la UE para impulsar la acción contra el cambio climático.


InfluenceMap (una ONG independiente que supervisa la actividad de cabildeo de las empresas) ha evaluado 55 empresas con altas emisiones. El peor desempeño en siete sectores de la industria fue el compromiso de los inversionistas. InfluenceMap calificó a las empresas por su posición general sobre la política climática, el alcance de su influencia sobre los responsables de la formulación de políticas y sobre si las políticas corporativas de clima declaradas públicamente coincidían con las de las asociaciones comerciales que actuaban en su nombre. Uno de los sectores con peor desempeño fue el sector automotriz.

En el período previo a las negociaciones clave de las Naciones Unidas sobre el clima en 2020, los fondos se han dirigido a este grupo de 55 empresas europeas debido a sus altas emisiones de gases de efecto invernadero y su importante papel en los sectores de uso intensivo de energía. Se le ha pedido a cada compañía que revise las relaciones con las principales asociaciones comerciales y organizaciones de lobby, para asegurar la alineación con sus posiciones formales de la compañía que apoyan la implementación del acuerdo climático de París. Esto significa que sus compromisos climáticos y el lobby que hacen en las cumbres climáticas deberán coincidir.

La carta al presidente de cada compañía dice: "Le pedimos que revise las posiciones de cabildeo o lobby que están adoptando las organizaciones de las que usted es miembro. Si estas posiciones son inconsistentes con los objetivos del Acuerdo de París, lo alentamos a asegurarse de que adopten posiciones que estén en línea con estos objetivos. De manera más general, le pediremos que se asegure de que sus prácticas de lobby estén alineadas con el documento 'Expectativas de Inversionistas' que se le ha enviado, y que sea transparente con respecto a sus propias posiciones de política y cómo garantiza que éstas se implementen de forma directa y directa”.

El pedido fue enviado luego de que se filtrara un documento interno, dado a conocer por Greenpeace, que indica los planes del principal grupo de presión en Europa para descarrilar el impulso de la UE para impulsar la acción contra el cambio climático. La UE había lanzado compromisos para subir la vara en energías renovables y eficiencia energética. En el documento filtrado, BusinessEurope, que representa a las federaciones de comercio en toda la UE y un grupo de corporaciones globales como Google y Facebook, describe cómo "se opondrá al nuevo aumento de ambición" y "desafiará el proceso".

Molly Scott Cato, eurodiputada ecologista para el suroeste de Inglaterra, dijo: “Me sorprende la revelación de que BusinessEurope está instruyendo explícitamente a sus grupos de presión para que se opongan a cualquier aumento en la ambición climática.

El Grupo de Inversores Institucionales sobre el Cambio Climático (IIGCC) nuclea a organizaciones inversionistas europeas y tiene 160 miembros con 21 mil millones de euros en activos bajo gestión colectiva. Stephanie Pfeiffer, CEO del Grupo, comentando la acción tomada por los fondos de pensiones explica: "Los inversionistas a largo plazo tienen un claro interés en la implementación del Acuerdo de París para respaldar la transición necesaria hacia una baja economía global de carbono. Los accionistas deben esperar, con razón, que las empresas en las que invierten aboguen por la política climática necesaria para que esto suceda. Esto incluye garantizar que los organismos comerciales de los que son miembros trabajen para el mismo fin".

Por su parte, Adam Matthews, Director de Ética y Compromiso de la Junta de Pensiones de la Iglesia de Inglaterra, dijo: “Las prácticas de cabildeo corporativo engañosas y desalineadas socavan la capacidad de los gobiernos para actuar sobre el cambio climático y cumplir los objetivos del Acuerdo de París. La influencia de las asociaciones comerciales a menudo se ejerce a puerta cerrada y puede ser profundamente insidiosa para la formulación de políticas públicas sobre el cambio climático. Como destacó claramente el reciente informe del IPCC, hay mucho en juego y el tiempo va en contra de nosotros. Por lo tanto, es correcto que los inversores estén desafiando a las empresas más altas de Europa para garantizar la coherencia en sus prácticas de cabildeo".

La carta a las compañías describe tres razones clave por las cuales las actividades de lobby corporativo inconsistentes con el Acuerdo de París presentan riesgos financieros para los inversores:

  • Riesgos regulatorios: la demora en la acción climática es probable que resulte en la necesidad de mayor regulación.
  • Riesgos económicos sistémicos: el retraso en la implementación del Acuerdo de París aumenta los riesgos físicos del cambio climático, lo que representa un riesgo sistémico para la estabilidad económica e introduce incertidumbre y volatilidad en las carteras de inversionistas.
  • Riesgos reglamentarios y legales: las compañías pueden enfrentar reacciones violentas de sus consumidores, inversionistas u otras partes interesadas si se considera que ellas o las organizaciones que apoyan están retrasando o bloqueando una política climática efectiva. Esto también puede conllevar un riesgo legal, especialmente para las empresas que continúan invirtiendo en proyectos con alto contenido de carbono, o cuyas revelaciones corporativas son supuestamente engañosas.

 

 

Añadir nuevo comentario