Las empresas responden

Nuevo informe del IPCC pide llegar a cero emisiones en 2050

08.10.2018 | Cambio Climatico

Se publicó el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) que señala la urgencia de lograr transiciones más "rápidas y de gran alcance" en la energía, la industria, los edificios, el transporte y las ciudades, para alcanzar la meta de “Cero emisiones” en 2050. El informe del IPCC inmediatamente provocó respuestas de respaldo de líderes empresariales entre ellos, Marks & Spencer y Aviva Investors.


El IPCC aprobó el Informe especial sobre el calentamiento global de 1,5 °C en una sesión de trabajo en Incheon (República de Corea). El informe será una contribución científica fundamental en la Conferencia sobre el Cambio Climático que se celebrará en diciembre en Katowice (Polonia), donde los gobiernos examinarán el Acuerdo de París para afrontar el cambio climático.

El Informe destaca la necesidad de disminuir emisiones de CO2 en un 45% para 2030 (respecto de 2010) hasta llegar a alcanzar la meta de “cero emisiones” en 2050. Para ello se necesitaría compensar cualquier emisión remanente por medio de remover CO2 de la atmósfera, el rol de la captura de emisiones cobra impulso en este nuevo informe del IPCC.

La diferencia de medio grado es clave para frenar el cambio climático

En el informe se afirma que ya no es suficiente el límite establecido para que el calentamiento global llegue a los 2ºC y que es necesario proponerse medio grado menos. La diferencia es significativa, ya que mientras que con la suba de 1.5ºC de la temperatura los arrecifes de coral se reducirían entre 7º y 90%, con 2ºC desaparecían por completo. Asimismo, este medio grado evitaría muchas consecuencias negativas del cambio climático como inundaciones, crecida del nivel del mar, derretimiento de los glaciares, entre otros.

De no ser suficiente y si la temperatura global supera el 1,5 °C, el IPCC alerta que será necesario depender en mayor medida de técnicas que absorban CO2 de la atmósfera para volver a un calentamiento global inferior a 1,5 °C en 2100.

"Cada porción extra de calentamiento tiene importancia, especialmente en la medida en que un calentamiento de 1,5 °C o más incrementa el riesgo asociado a cambios duraderos o irreversibles, como la pérdida de algunos ecosistemas", declaró Hans-Otto Pörtner, Copresidente del Grupo de trabajo II del IPCC.

"Limitar el calentamiento global a 1,5 °C en lugar de 2 °C reduciría los impactos problemáticos en los ecosistemas, la salud humana y el bienestar, y facilitaría la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas", declaró Priyardarshi Shukla, Copresidente del Grupo de trabajo III del IPCC.

"La buena noticia es que algunos tipos de medidas que se necesitarían para limitar el calentamiento global a 1,5 °C ya se están llevando a cabo en todo el mundo, pero sería necesario acelerarlas", afirmó Valerie Masson-Delmotte, Copresidenta del Grupo de trabajo I.

En el informe se señala que para limitar el calentamiento global a 1,5 °C se necesitarían transiciones "rápidas y de gran alcance" en la tierra, la energía, la industria, los edificios, el transporte y las ciudades. Sería necesario que las emisiones netas globales de dióxido de carbono (CO2) de origen humano disminuyeran en 2030 alrededor de un 45% respecto de los niveles de 2010, y siguieran disminuyendo hasta alcanzar el "cero neto" aproximadamente en 2050.

En una entrevista, la investigadora argentina Inés Camilloni, doctora en el área de Ciencias de la Atmósfera y una de las autoras del informe, indicó que no se trataba de un informe optimista y que los cambios necesariamente tenían que ser significativos para lograr reducir emisiones.

Las organizaciones ambientalistas también se pronunciaron ante el informe. La red Climate Action Network que nuclea a más de 1200 ONG publicó un comunicado dando la bienvenida al informe y destacando el mensaje inequívoco de la importancia de tomar en cuenta este medio grado de temperatura.

Más de 25 respuestas de organizaciones de la red se publicaron en la red apoyando el informe y llamando a su incorporación en los próximos debates políticos sobre clima.

“El informe del IPCC lo deja claro: el mundo debe unirse ahora para tomar medidas serias para detener el calentamiento global. Los países en desarrollo ya están afectados de manera desproporcionada por el cambio climático: priva a los grupos más vulnerables, en particular a las mujeres y las niñas, de los derechos universales básicos. CARE hace un llamado a los gobiernos, en particular, de los países desarrollados y las economías emergentes, para acelerar la acción climática para reducir las emisiones ahora, no en 10 años. Ignorar las necesidades de acción que se detallan en el informe del IPCC es inaceptable", afirmó en el comunicado, Caroline Kende-Robb, Secretaria General, CARE International

“No más excusas, no más demoras. Ese es el mensaje que este informe tiene para el mundo. Si queremos seguir viviendo en un planeta que se asemeja al paraíso que habitamos ahora, debemos actuar de inmediato y sin ceder. Es importante destacar que este informe también nos dice que tenemos tiempo y medios. 1.5 ° C es posible. Entonces, ¿qué nos impide tomar la acción que se nos exige? La política miope y el interés personal imprudente de las industrias contaminantes. La ciencia es clara y nos ha dado un camino hacia adelante: todos debemos hacer todo lo que podamos, todo al mismo tiempo”, indicó Catherine Abreu, Directora Ejecutiva, Climate Action Network Canadá.

La reacción del sector empresario

El informe del IPCC inmediatamente provocó respuestas de respaldo de líderes empresariales entre ellos, Marks & Spencer y Aviva Investors.

"El IPCC continúa generando información científica que necesitamos para tomar decisiones estratégicas sobre el futuro de la economía a nivel mundial. EL informe proporcionó un claro recordatorio de que las empresas debían experimentar transformaciones fundamentales en las próximas décadas. Incluso la acción climática 1.0, inspirada en la COP21, es insuficiente. Necesitamos tomar medidas más audaces y rápidas y cambiar nuestra mentalidad para ver la oportunidad de la economía baja en carbono”, afirmó Mike Barry, director de negocios sostenibles en Marks & Spencer.

Asimismo, para Eliot Whittington, director del Grupo de Líderes Corporativos sobre Cambio Climático, instó a las economías avanzadas como las de Europa a marcar el camino y a comprometerse a alcanzar un objetivo claro de emisiones netas nulas para 2050. "El Informe Especial del IPCC recopila la evidencia más sólida hasta la fecha de que los gobiernos, las empresas y la sociedad deben reducir a cero las emisiones netas de carbono tan pronto como sea posible y, sin duda, a principios de la segunda mitad del siglo para evitar un aumento de la temperatura global de más de 1.5 ° C. Hay un sinnúmero de empresas progresistas que avanzan en la economía baja en carbono pero sólo son la punta del iceberg. Sus directores ejecutivos llaman a los gobiernos de las economías avanzadas a trazar el camino hacia una meta más ambiciosa".

Los grupos de inversión también destacaron que había un creciente número de inversionistas institucionales interesados ​​en movilizar capital en infraestructura y modelos de negocios bajos en carbono. "El IPCC ha demostrado que lo que se necesita es limitar el calentamiento global a no más de 1.5 ° C", dijo Stephanie Pfeifer, CEO del Grupo de Inversores Institucionales sobre el Cambio Climático (IIGCC). "También sabemos que la acción audaz para abordar el cambio climático ofrece $ 26tr en beneficios económicos en toda la economía global hasta 2030. Ahora no es el momento de asustarse por la escala del cambio requerido, sino centrarse en los beneficios que esto proporcionará para salvaguardar la prosperidad mundial".

Sus comentarios fueron apoyados por Steve Waygood, Director de inversiones responsable de Aviva Investors. "La unidad de inteligencia de The Economist estimó que, si no se reduce, el cambio climático le costará a la economía global $ 43tr en los precios actuales. Este no es un riesgo que podamos asumir. Las consecuencias financieras negativas del cambio climático a largo plazo son muchas, y mucho mayores que las consecuencias financieras a corto plazo".

Los activistas y líderes empresariales se unieron hoy para pedir al gobierno del Reino Unido y a otros que establezcan objetivos de emisiones netas nulas tan pronto como sea posible.

Añadir nuevo comentario