El 2018 fue el cuarto año más cálido registrado

11.02.2019 | Cambio Climatico

Durante 2018 la temperatura media mundial volvió a superar, por 1,0° grado Celsius, los valores de la era preindustrial, manteniendo el ritmo de aumento de los años 2015, 2016 y 2017.


Los últimos cuatro años se han catalogado como los más cálidos desde que se tiene registro (1850), según confirmó la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

La tendencia de la temperatura a largo plazo es mucho más importante que la temperatura de cada año, y esa tendencia es en alza”, aseguró Petteri Taalas, Secretario General de la OMM y agregó que los 20 años más cálidos de los que se tienen datos se han registrado en los últimos 22 años.

“El ritmo del calentamiento en los últimos cuatro años ha sido excepcional, tanto en la superficie terrestre como en los océanos”.

Durante el 2018, la temperatura media mundial en superficie superó en 1,0° grado Celsius (con un margen de error de ±0.13°C) a la de la era preindustrial (1850-1900), siendo el cuarto año más caluroso registrado. Mientras que el 2016, se mantiene como el año más cálido con 1,2 °C por encima de la era preindustrial.

El aumento también se mantuvo en 2015 y 2017, donde la temperatura media mundial superó en 1,1 °C las de los niveles preindustriales. Esta tendencia, afirma la continuidad del cambio climático, como consecuencia de los gases de efecto invernadero en la atmósfera.

Además del aumento de temperatura, 2018 se vio afectado por fenómenos meteorológicos extremos y de efectos catastróficos en varios países. Afectando a millones de personas y generando grandes daños ambientales y económicos.

Con respecta a la tendencia futura, el 2019 se parecerá a 2018. Actualmente ya se han registrado temperaturas extremas en ambos hemisferios. Mientras Australia sufrió uno de los eneros más cálidos de su historia, con olas de calor extensas y grandes incendios, algunas zonas de América del Norte sufrieron un frío extremo.

En esta línea, Petteri Taalas, advierte que el calentamiento del Ártico se produce a un ritmo dos veces más rápido que la media mundial y una gran parte del hielo de la región se ha derretido. “Esos cambios afectan a las pautas meteorológicas en el hemisferio norte en general. Parte de estas temperaturas frías anómalas de las latitudes más bajas podrían deberse a los cambios drásticos del Ártico”, detalló Taalas. 

Por último, en marzo la OMM publicará su Declaración sobre el estado del clima mundial en 2018. El informe, presentará un panorama completo de las variaciones, las tendencias de temperatura, los fenómenos y contará con indicadores del cambio climático a largo plazo, como el aumento de las concentraciones del dióxido de carbono, el aumento del nivel del mar, la situación del hielo marino en el Ártico y en la Antártida,y la acidificación de los océanos. Asimismo, incluirá información sobre los efectos del cambio climático a nivel humano, socioeconómico y medioambiental.

Añadir nuevo comentario