ONU insta por un cambio urgente en la extracción de recursos

13.03.2019 | Ambiente

Durante la Asamblea de las Naciones Unidas, en Nairobi, alertaron que, para 2060, el uso global de material podría duplicarse a 190 mil millones de toneladas mientras que las emisiones de gases de efecto invernadero podrían aumentar 43%.


El rápido aumento de la extracción de materiales es el principal culpable del cambio climático y la pérdida de biodiversidad y esto empeorará, a menos que se realice un cambio sistémico en el uso de los recursos, alertó un informe publicado en la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Durante los últimos años, la población se duplicó y el producto interior bruto se cuadriplicó. En paralelo, la extracción mundial anual de materiales aumentó de 27 mil millones de toneladas a 92 mil millones de toneladas, hasta 2017.Los datos están expuestos en el informe La Perspectiva de los Recursos Mundiales 2019, elaborado por el Panel Internacional de Recursos.  

A través del estudio, se examinaron las tendencias de los recursos naturales y sus patrones de consumo desde la década de 1970. El objetivo es impulsar a los responsables políticos en la toma de decisiones estratégicas y la transición hacia una economía sostenible. De mantener la actual tendencia, el volumen de materiales extraídos se duplicará de nuevo en 2060.

"La extracción y el procesamiento de materiales, combustibles y alimentos son causantes de aproximadamente la mitad de las emisiones globales totales de gases de efecto invernadero y más de 90% de la pérdida de biodiversidad y el estrés hídrico", indica la investigación y estima que para 2010, 11% de las especies había desaparecido a causa de cambios en el uso de la tierra.

Desde el año 2000, el crecimiento en las tasas de extracción se ha acelerado a un ritmo de 3,2% anual, impulsado en gran medida por grandes inversiones en infraestructura y mayores niveles de vida materiales en países en desarrollo y en transición, especialmente en Asia.

Específicamente, el uso de minerales metálicos aumentó 2,7% anual y sus impactos asociados en la salud humana y el cambio climático se duplicaron durante el período 2000-2015. Asimismo, aumentó el uso de combustibles fósiles, de 6.000 millones de toneladas en 1970 a 15.000 millones de toneladas en 2017. En un tercer eje se incrementó el uso de biomasa de 9.000 millones de toneladas a 24.000 millones de toneladas, principalmente para alimentos, materias primas y energía.

A partir de los datos extraídos, el informe hace una proyección hasta el año 2060: entre 2015 y 2060, se espera que el uso de los recursos naturales crezca 110%, lo que conllevará a una reducción de los bosques de más de 10% y una disminución de otros hábitats, como los pastizales, de 20%. Las implicaciones para el cambio climático son graves, ya que habría un aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero de 43%.

Por último, el informe indica que se necesita pasar de los flujos lineales a los circulares a través de una combinación de ciclos de vida útil prolongados, diseño y estandarización inteligentes de productos, y la reutilización, el reciclaje y la refabricación. Si se implementan las medidas recomendadas, se podría acelerar el crecimiento económico lograr a modelos económicos compatibles con la meta de 1.5 ° C.

Acceder al informe en este link.

Añadir nuevo comentario